00:00 / 49:04

Claudia García llegó a Salamanca como refugiada política, actualmente vive en Valencia. Tuvo que huir de Colombia por su participación en la lucha política por los derechos de las mujeres campesinas, puesto que recibía amenazas del gobierno y eso hacía que peligrara su vida y la de sus seres queridos. Amnistía Internacional le concedió el asilo tanto a ella como a su hija Tania, que entonces tenía nueve años. Desde aquel entonces tuvieron que iniciar una nueva vida aquí, Claudia empezó a ejercer como trabajadora de hogar, limpieza y cuidados, lo que hacía que se quedara sin tiempo para cubrir los cuidados de su hija y su madre como a ella le hubiera gustado. Esta situación no es anómala ¿Quién cuida a las hijas de las mujeres que cuidan a las hijas de otras?

Aun así, Claudia decidió seguir en la lucha, esta vez desde Valencia, siendo delegada de la Colectiva de mujeres refugiadas, exiliadas y migradas y también formando parte de AIPHYC, espacio en el que la conocimos. En ella se pueden ver y sentir las ganas de construir un mundo mejor.

voces que cuidan 4_Mesa de trabajo 1.png
klaudia3_Mesa de trabajo 1.jpg
aiphyc_las_kellys_2_Mesa de trabajo 1_edited_edited_edited.png